Régimen Tributario Panama

Proyecto de Ley para modernizar el sistema tributario de Panamá

El pasado 24 de septiembre, la Ministra de Economía y Finanzas, Eyda Varela de Chinchilla, presento un proyecto de ley 043-18 ante el pleno de la Asamblea Nacional que aprueba un nuevo Código de Procedimiento Tributario en Panamá.

Este proyecto de ley busca establecer una nueva normativa para regular la relación entre el fisco y los contribuyentes, en el cual impere el principio de igualdad entre ambas partes.

La Ministra declaró que este nuevo procedimiento: “actualiza, unifica, cumple con los estándares internacionales y sobre todo, crea reglas que permiten cumplir la justicia fiscal de todos los ciudadanos y contribuyentes”.

Los más beneficiados de este código fiscal serán los contribuyentes, a quienes se les agilizará la devolución de impuestos, incluso con intereses en casos muy especiales. Además, gracias hasta la normativa se puede realizar la compensación de cuentas pendientes de los proveedores del Estado.

La Dirección General de Ingresos (DGI) y representantes de diversos gremios vinculados al derecho tributario nacional participaron revisando y complementando este nuevo proyecto de ley con nuevas disposiciones.

Algunas de las novedades más destacadas

  • Por primera vez se establece en Panamá una clara clasificación de tributos, todos ellos definidos por la Corte Suprema de Justicia (CSJ), así cómo los conceptos y principios que deben regir el sistema tributario panameño para un mayor conocimiento, claridad y certeza de todos.
  • Se definen también los tipos de contribuyentes, que como sujetos pasivos, están obligados frente al fisco.
  • El proyecto de ley también moderniza y simplifica la comunicación entre la Administración Tributaria y los contribuyentes en aras de que esta será mucho más efectiva mediante notificaciones directas al personal de empresas contribuyentes, garantizando así mayor transparencia.
  • En el mismo también se recogen las bases para establecer los procesos que serán competencia de la Administración Tributaria y del Ministerio Público frente a los actos ilícitos tributarios, una vez que se apruebe la ley que defina el fraude fiscal como delito.
  • La Dirección General de Ingresos (DGI) mantiene todas sus facultades: Cobro coactivo, sanciones, fiscalización o la adopción de medidas cautelares preventivas que garanticen la recaudación de tributos.
  • Se crea la figura de los juzgados tributarios unipersonales de primera instancia, que estarán adscritos a la Dirección General de Ingresos y a la Defensoría del Contribuyente, esta última adscrita al MEF. Su propósito será el de garantizar los derechos procesales de los obligados tributarios en las actuaciones o gestiones ante la DGI y el Tribunal Administrativo Tributario.
  • Se acelerará el proceso de expedientes sin resolver en recursos de consideración, ya que este amplio lapso de tiempo manteniendo en suspenso la cantidad total a recaudar va en detrimento tanto de la Administración como del reconocimiento de los derechos de los contribuyentes.

Este Proyecto de Ley, el 043-18 que aprueba el código de Procedimiento Tributario, puede considerarse como una fecha histórica para el Derecho Tributario de la República de Panamá ya que sienta las bases de la implementación de medidas innovadoras a la legislación ya vigente en materia tributaria.

Etiquetas:
No hay comentarios

Publica un comentario