Ley Registro Único Beneficiarios Finales

Panamá crea el registro único de beneficiarios finales para sociedades

Con el fin de establecer un marco regulatorio para la creación del Sistema Privado y Único de Registro de Beneficiarios Finales en la República de Panamá, y facilitar el acceso sobre beneficiarios finales de personas jurídicas que recaban abogados y firmas de abogados, el Gobierno sanciona la Ley 129 de 17 de marzo de 2020 que emana del proyecto de Ley 169 de 2019 del que ya hablamos en nuestro blog.

Esta Ley pretende asistir a la autoridad competente para prevenir los delitos de blanqueo de capitales, financiamiento del terrorismo y financiamiento de la proliferación de armas de destrucción masiva.

Esta legislación pretende facilitar la salida del país de la lista gris del Grupo de Acción Financiera y otras clasificaciones discriminatorias.

El Artículo 2 establece los siguientes términos:

  1. Agente residente. Abogado o firma de abogados designados por una persona jurídica constituida o registrada bajo las leyes panameñas que serán los que ejerzan las facultades y hagan cumplir las obligaciones exigidas por la ley a quienes presten este servicio.
  2. Autoridad competente. Cualquier institución o dependencia del Gobierno Nacional que tenga competencia sobre la prevención de los delitos anteriormente expuestos, por ejemplo al UAF, la Superintendencia de Sujetos no Financieros (SSF) o el MEF, entre otros.
  3. Beneficiario final. Personas que de forma directa o indirecta, poseen, controlan o ejercen alguna influencia sobre una persona jurídica. La Ley en su artículo 2, parágrafo b) Criterios de control, detalla qué relación se considera como susceptible de que pueda existir algún control sobre ella.
  4. Medidas para conocer al beneficiario final. Estas son las acciones que todo agente residente debe llevar a cabo para cumplir con la Ley 23 de 2015.
  5. Persona jurídica. Se considera como tal a toda persona jurídica constituida o registrada vigente dentro de la República de Panamá que necesite por ley los servicios de un agente residente.
  6. Sistema único. Es la aplicación informática, que establecerá la Superintendencia de Sujetos no Financieros, para facilitar el acceso y garantizar la confidencialidad de toda la información que contendrá el Registro Único de Beneficiarios Finales.
  7. Dirección IP. Número que identifica en una conexión de red a un dispositivo: computadora, tableta, portátil o Smartphone.

Artículo 3. Registro de Agentes Residentes.

Todo abogado o firma de abogados que preste sus servicios como agente residente deberá registrarse y mantener vigente su registro ante la Superintendencia de Sujetos no Financieros.

Será esta entidad la que determine los requisitos para obtener y mantener actualizado este registro.

Artículo 4. Datos de registro.

Este artículo determina cuáles son los datos que el agente residente debe suministrar a la Superintendencia de Sujetos no Financieros:

  1. Persona natural:
    1. Nombre completo.
    2. Cédula de identidad personal.
    3. Número de idoneidad.
    4. Dirección.
    5. Fecha de nacimiento.
    6. Datos de contacto.
    7. Código UAF.
  2. Sociedad Civil:
    1. Nombre completo.
    2. Número de folio.
    3. Fecha de inscripción.
    4. Dirección.
    5. Datos de contacto.
    6. Código UAF.

El sistema se podrá ajustar para requerir información adicional por los acuerdos internacionales suscribirse o leyes que puedan aprobarse que afecten a la República de Panamá.

Artículo 5. Código Único de Registro.

Se asignará a cada agente residente un Código Único de Registro (CUR), que será no transferible y con el que se accederá al Sistema Único.

Artículo 6. Restricciones.

A las personas jurídicas obligadas a facilitar esta información y cuyo agente residente no se encuentre debidamente registrado, se les suspenderán los derechos corporativos brindados por el Registro de Panamá hasta que su agente residente no subsane su deficiencia, salvo aquellas gestiones para proceder al cambio de agente residente por uno debidamente registrado.

Este cambio no tendrá ningún coste, tasa, derecho de registro o gravamen para la persona jurídica. La SSF adoptará las medidas tecnológicas y/o procedimentales necesarias para cumplir estas disposiciones.

Artículo 7. Creación.

Se crea el Sistema de Privado y Único de Registro de Beneficiarios Finales de personas jurídicas. Este sistema será el que custodie y asegure la información que aporten los agentes residentes para las que presten servicio.

Toda persona jurídica está obligada a suministrar todos los datos que sean requeridos por la Ley a su agente residente, sus modificaciones y reglamentaciones con el fin de conocer al beneficiario final.

Artículo 8. Características del Registro Único.

La SSF será la encargada de tomar las medidas necesarias para garantizar que el Sistema Privado sea gratuito, privado y de acceso limitado, con todas las medidas de seguridad tecnológicas necesarias para garantizar la integridad, confidencialidad, trazabilidad y seguridad de los datos custodiados, con los máximos estándares internacionales en el manejo de protección de datos de carácter personal.

Artículo 9. Medidas de protección.

La Superintedencia de Sujetos no Financieros no responderá ni será garante de la veracidad de los datos introducidos en el sistema por parte de los agentes residentes. No podrá ser demandada, ni objeto de embargos, secuestros o cualquier medida de tipo cautelar en relación con los datos contenidos en el Sistema Único.

El agente residente en responsable de llevar a cabo las correspondientes diligencias para cumplir lo establecido en la Ley 129, pero no será el responsable de la veracidad de la información que la mercantil para la que trabaje le proporcione.

Cualquier acción judicial, de la naturaleza que fuese, para el acceso a la información contenida en el Sistema Único distintas a las autorizadas y mencionadas en la presente Ley será considerada improcedente legalmente.

Artículo 10. Datos de registro.

Este artículo hace referencia a los datos que el agente residente debe suministrar respecto a la información de la cada persona jurídica a la que representa.

  1. Datos de la persona jurídica:
    1. Nombre completo.
    2. Número de folio.
    3. Fecha de inscripción.
    4. Dirección.
    5. Actividad principal.
  2. Respecto al beneficiario final:
    1. Nombre completo.
    2. Número de cédula, pasaporte o documento de identidade principal.
    3. Fecha de nacimiento.
    4. Dirección.
    5. Fecha en la que se adquiere la condición de beneficiario de la persona jurídica.
  3. En aquellos casos en los que el beneficiario de la mercantil cotice en la bolsa de valores local o internacional o propiedad estatal total o parcialmente o de un Estado, se deberá además presentar la información siguiente:
    1. Respecto a la persona jurídica cotizada en bolsa:
      1. Nombre completo.
      2. Dirección.
  • País de constitución.
  1. Nombre y jurisdicción de la bolsa de valores en que se encuentre listada la persona jurídica.
  1. Respecto al beneficiario final de una entidad Estatal o multilateral:
    1. Nombre completo de la entidad.
    2. Dirección.
  • País y/o sede.
  1. Nombre completo del representante legal o su equivalente.
  1. Respecto al beneficiario final de la persona jurídica propiedad del Estado:
    1. Nombre completo del país.
    2. Fecha de constitución.

El Sistema de Registro Único podrá requerir información adicional con el objetivo de cumplir con las leyes de la República de Panamá.

Artículo 11. Término de registro.

Se establece un periodo de 30 días hábiles para el registro del beneficiario final por parte del agente residente a contar desde la fecha de constitución de la sociedad, inscripción de la persona jurídica o designación de un nuevo agente ante el Registro Público.

Artículo 12. Término de actualizaciones.

Será obligación del agente residente mantener la información requerida y detallada en el Artículo 10 de la presente Ley.

El representante legal de la mercantil tiene la obligación de proveer a su agente residente toda la información que sea preciso para la identificación del beneficiario final y de notificarle además cualquier variación en los datos en los 30 siguientes días naturales posteriores a esa modificación.

Artículo 13. Constancia del registro.

Cuando el agente residente registre o actualice la información de la persona jurídica, el Sistema Único emitirá un comprobante del mismo que deberá guardar en sus archivos.

Artículo 14. Accesos.

El acceso está limitado exclusivamente al agente residente y a dos funcionarios designados por la Superintendencia de Sujetos no Financieros, a quienes se les asignará un rol y tipo de acceso en función de un análisis de riesgo previo.

El funcionario podrá acceder únicamente a la información con el único fin de poner a disposición de la autoridad competente la información requerida, así como para cumplir con las obligaciones de cooperación internacional que la República de Panamá haya suscrito.

El Sistema Informático contará con estrictos controles de seguridad para poder identificar quién y desde qué IP se hizo el acceso.

Artículo 15. Requisitos para ser funcionario con acceso.

Los funcionarios que se designen para tal efecto deberán cumplir con los siguientes requisitos mínimos:

  1. Ser ciudadano panameño.
  2. Tener al menos 35 años.
  3. Poseer título universitario en Banca, Finanzas, Derecho y Ciencias Políticas, Administración o carreras afines y tener al menos 5 años de experiencia en administración de riesgo y/o en prevención de blanqueo de capitales.
  4. No haber sido condenado por delitos dolosos.
  5. No tener parentesco con el Presidente de la República, ministros del Estado hasta cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad, ni ser cónyuge de los mismos.
  6. Nos ser propietarios de forma directa o indirecta de la mayoría de las acciones de un sujeto no financiero.

Artículo 16. Reserva de la información.

Los datos del Sistema Único se mantendrán en estricta reserva y solo se facilitarán a las autoridades competentes dentro de los siete días hábiles siguientes a su requerimiento.

Artículo 17. Deber de confidencialidad.

Se obliga a toda persona con acceso al Sistema Único a mantener estricta confidencialidad de la información suministrada, aún cuando cesara de sus funciones, bajo multa de B/200,000.00, sin perjuicio de otras acciones de carácter civil o penal en las que pudiera habido incurrir.

Artículo 18. Secreto profesional.

Toda la información suministrada no constituirá violación de secreto profesional y no implicará responsabilidad alguna para los agentes residentes.

Artículo 19. Renuncia del agente residente.

La renuncia por parte del agente residente está permitida y contemplada y no supondrá coste alguno para el mismo.

Artículo 20. Renuncias o nuevas designaciones.

En caso de renuncia, ésta deberá ser comunicada a la SSF en un plazo máximo de 30 días hábiles a contar desde la fecha de inscripción de la renuncia en el Registro Público de Panamá. A continuación, se bloqueará el acceso al sistema.

En el caso de designación de nuevo agente residente, deberá notificarse a la SSF en el plazo máximo de 30 días hábiles a la designación del nuevo agente ante el Registro Público de Panamá, quien lo vinculará a su correspondiente código. Este nuevo agente no tendrá acceso a la información introducida por el agente anterior.

Artículo 21. Vigencia de la custodia de la información.

Toda la información suministrada por el agente residente permanecerá en el Sistema Único durante la vigencia de la persona jurídica y no por menos de cinco años siguientes de la inscripción de su disolución en el Registro Público de Panamá.

Artículo 22. Aplicación de sanciones.

Cualquier incumplimiento o violación de las obligaciones del agente residente o funcionará acarreará sanciones administrativas establecidas en la ley tomando en consideración de la falta.

Se pueden establecer recursos de consideración contra tales sanciones.

Artículo 23. Sanción específica a los agentes residentes.

Los agentes residentes podrán ser multados con multas de mil (B/.1,000.00) hasta cinco mil balboas (B/. 5,000.00) por cada persona jurídica vigente que no haya sido registrada o actualizada en los términos descritos en la presente Ley.

Adicionalmente se establecen multas progresivas diarias equivalentes al 10% de la sanción impuesta originariamente hasta que se subsane el incumplimiento hasta un máximo de seis meses.

Artículo 24. Sanciones específicas.

La Superintendencia de Sujetos no Financieros queda habilitada para ordenar al Registro Público de Panamá los derechos corporativos de la persona jurídica que no haya sido debidamente inscrita o actualizada por su agente residente.

Tras esta suspensión, cualquier organismo o persona facultada para ello podrá solicitar su reactivación dentro de los dos años siguientes de su suspensión.

Artículo 25. Multas agravadas.

En el caso de que se compruebe que el agente residente ha declarado falsamente la información del beneficiario final, la SSF le aplicará una multa que será el doble del máximo establecido en el Artículo 23, sin perjuicio de otras acciones de índole civil o penal en las que hubiera podido incurrir.

En el caso de que esta información haya sido transmitida de forma dolosa por la persona jurídica o beneficiario final, se le eximirá al agente residente de toda responsabilidad, recayendo la multa en la persona jurídica o beneficiario final.

Artículo 26. Acceso no autorizado.

El acceso por parte de una persona no autorizada en beneficio propio o de un tercero a la información contenida en el Sistema Único acarreará en una multa de quinientos mil balboas (B/.500,000.00), sin perjuicio de otras acciones de índole civil o penal en las que hubiera podido incurrir.

Artículo 27. Medidas para la administración.

La Superintendencia de Sujetos no Financieros tomará las medidas pertinentes para la administración del Sistema único en un periodo no superior a seis meses desde la promulgación de la presente Ley.

Artículo 28. Registro y captura de la información.

Una vez creado el Sistema Único, los agentes residentes procederán su registro en calidad de sujetos registrantes, así como la captura de la información detallada en el artículo 10 para cada persona jurídica constituida o registrada vigente para la cual presta servicios como agente residente.

Esto será de obligado cumplimiento dentro de los seis meses siguientes a la notificación efectuada por la Superintendencia de Sujetos no Financieros en medios de tirada nacional.

En el caso de que el agente residente no pueda actualizar la información requerida, deberá renunciar como agente residente de la persona jurídica a la que representa. En el caso de no llevarlo a cabo se le impondrán las sanciones establecidas en la presente Ley.

Artículo 29. Reglamentación.

El Órgano Ejecutivo reglamentará la presente Ley.

Artículo 30. Vigencia.

Esta Ley comenzará a estar vigente al día siguiente de su promulgación.

No hay comentarios

Publica un comentario