crisol de razas

Panamá derogará “Crisol de razas”, el programa de regularización extraordinario de extranjeros

El gobierno de Panamá paralizará el programa de regulación extraordinario de extranjeros conocido como “Crisol de Razas”, una ley que permitió la decenas de miles migrantes, especialmente latinoamericanos, obtener la permanencia provisional en Panamá.

Así lo anunció Samira Gozaine, directora del Servicio Nacional de Migración: “Sobre’Crisol de Razas’ se ha tomado la decisión de que se va a proceder con su derogación. No va a haber más procesos de regularización extraordinaria”.

Gozaine dijo que “lamentablemente” ese programa “permitía que todas las personas que estuviesen dentro del territorio que fuesen ilegales pudiesen registrarse, regularse sin aplicar a ninguna categoría existente” en la ley.

Estas personas que se han regularizado a través de “Crisol de Razas” son “mano de obra que está barata, la mayoría, dentro de nuestra economía, que ya están ahí y tenemos que lidiar con ellas. Sin embargo, ya el Presidente Cortizo y el señor Ministro (de Seguridad) han determinado que tenemos que entrar a determinar quiénes vienen a nuestro país”, añadió Gozaine.

“Queremos a los inversionistas, queremos personas que vengan a mover la economía” panameña, afirmó la directora de la oficina de Migración de Panamá.

Gozaine, que asumió el cargo el pasado 1 de julio para el periodo 2019-2014, también expresó que han de definir qué van a hacer con las personas que regularizaron su situación, gracias a esta ley, y que ya tienen empleo, familia y en definitiva arraigo.

Actualmente se están redactando los documentos que revisará asesoría legal y que darán por derogada esta ley de regulación extraordinaria de extranjeros.

Por su parte, el ministro de Seguridad Pública, Rolando Mirones, dijo que “en Panamá tenemos que decidir a quiénes queremos en este país y en qué categoría, sea inversionista, profesionales, por las razones que decidamos, que le interese a Panamá”.

Este anuncio se produce de forma casi paralela al nuevo proyecto legislativo impulsado por Zulay Rodríguez que pretende endurecer las condiciones de permanencia de los extranjeros en Panamá.

En un intento de zanjar la polémica, el Presidente Cortizo anunció que próximamente presentará una reforma migratoria que sea consensuada y que ayude al desarrollo del país.

Crisol de razas

Este programa de regularización extraordinaria de extranjeros en situación irregular fue creado por el Gobierno de Ricardo Martinelli (2.009 – 2.0014). Según un informe oficial publicado en julio de 2.016, 57.569 personas se habrían beneficiado de esta ley entre los años 2.010 y 2.014.

Cuando Juan Carlos Valera llegó al poder suspendió este programa, aunque posteriormente lo prorrogó por 6 años alegando razones humanitarias para no dejar a cerca de 39.000 extranjeros en situación irregular que ya habían obtenido el visado gracias al “Crisol de razas”.

Este proceso da una permanencia provisional para que una vez vencido, éste pueda pueda seguir teniendo el permiso de residencia en cualquier categoría migratoria: extranjero provisional, inversionista, dependiente, pensionado, etc…

Tres semanas antes de salir del Gobierno, el pasado 10 de junio, el expresidente Valera firmó el Decreto Ejecutivo nº 249 a través del cual los extranjeros que habían renovado sus permisos provisionales de 10 o 6 años (extraordinario o general) podrían aplicar al permiso de residencia definitivo.

Según datos de la oficina de Migración reproducidos por la prensa local, entre enero y julio pasados se registraron 22.936 personas en procesos de regularización extraordinaria, de las cuales 12.570 son venezolanos, 4.287 colombianos, 4.189 nicaragüenses, 619 salvadoreños, 364 dominicanos, 236 hondureños y 221 chinos, entre otros.

No hay comentarios

Publica un comentario